Login
Registrarme como usuario

Vicente Cortés Sotelo

una colección en línea

Pedro Ángeles Jiménez - 17 de mayo de 2016

Apenas el 17 de mayo del presente año, tuve la oportunidad de presentar la página web del proyecto Vicente Cortés Sotelo, resultado de uno de los proyectos apoyados por  el Programa de Apoyo Financiero para el Desarrollo y Fortalecimiento de los Proyectos Unitarios de Toda la UNAM en Línea. A continuación, presento la lectura que hice en este evento.

*          *          *

Hace algunos años, en 2012, tuvimos la fortuna de asistir, con la mediación de Angélica Velásquez, a lo que apenas era una propuesta de donación, que en un primer momento, se componía de un interesante fragmento de la obra del cine fotógrafo Vicente Cortés Sotelo: una serie de vistas panorámicas que Cristina Cortés nos daba a conocer. Desde ese primer vuelo de pájaro, ya podía formarse una idea respecto a que, obviamente, estábamos frente una serie de fotografías por demás interesante, ya no sólo por las grandes dimensiones de su formato, sino también porque lo que representaban, tenía un profundo interés en para la documentación de la historia de México: plazas y ciudades, que son naturalmente importantes para el acervo del Archivo Fotográfico Manuel Toussaint, pero también temas de historia militar o política, o de historia de la aviación… y dentro de cada imagen, otras imágenes, otros encuadres que forman la narrativa de ese pasado que representan.

Fui testigo feliz de que aquella donación pudiera cristalizarse, y ahora, puedo decir, también lo he sido de otras partes de esa historia continua: el primer evento lo constituye, ya dentro de nuestro Archivo, la designación de Ricardo Alvarado como responsable de la colección y de ahí, derivado de su entusiasmo, las distintas etapas cómo se ha venido trabajando hasta llegar al día de hoy.

Una institución con responsabilidades patrimoniales, ha de tener muy claro que en su accionar, existen vectores de acción que le son inherentes; la responsabilidad de custodia debe poner en valor aquello que cuida, y esto solo es posible cuando su patrimonio se organiza, se preserva y documenta, y se divulga. Pienso que en esta historia que les vengo contando, cada uno de esos vectores ha sido procurado en nuestro Archivo Fotográfico, y lo que es hoy la colección Vicente Cortés Sotelo lo ejemplifica.

Para ello, ha habido varios dispositivos de acción, el primero, ya les digo, fue el entusiasmo con el que este panoramista del siglo XXI que es Ricardo Alvarado, se enfrentó a las fotografías donadas y al reto que representan. El mismo consideró oportuno, al conocer los apoyos que pone a nuestra disposición la Universidad Nacional Autónoma de México mediante el Programa de Apoyo Financiero para el Desarrollo y Fortalecimiento de los Proyectos Unitarios de Toda la UNAM en Línea, que presentar su idea de proyecto para la Colección Cortés Sotelo, sería una manera muy importante de avanzar en su difusión, pues la finalidad de un proyecto PAPROTUL resulta en ofrecer en la red, tal como hoy podemos mirarlo, lo que apoya, mediante sus financiamientos. La iniciativa quedó inscrita como proyecto  PAPROTUL 1400: Estabilización, digitalización y documentación de la colección de fotografías panorámicas “Vicente Cortés Sotelo”. Debo decir que esa fue la primera experiencia y el primer protocolo que presentó nuestro archivo, y aprobado, nos enseño un camino que facilita hacerse de recursos financiero para cumplimentar las labores que desarrollamos.

Pero quienes trabajamos en un sitio con responsabilidades patrimoniales, sabe que la divulgación en internet es el final del arcoíris, la tierra prometida, porque antes, se debe ejercer control físico de lo que se quiere divulgar mediante procesos de registro, organización y catalogación. Que a la par, se debe proceder con un proyecto de estabilización de colecciones, y que si su materialidad requiere atender deterioros o evitar que éstos se agraven, hay que actuar, mientras se averigua cuál es la mejor forma de hacer llegar a los materiales que la componen, al destino de un almacenamiento con materiales de primer y segundo nivel adecuados, y finalmente ponerla en un sitio limpio, frío y seco, es decir, con las condiciones ambientales adecuadas, que propicien que su indice de permanencia, su vida para el futuro, se amplíe todo cuanto sea posible.

 

noticias sitio VCS 1

 

A la par, también se debe proceder a profundizar en el conocimiento de lo que es una colección: qué representa, de qué manera puede relacionarse con el panorama de las otras colecciones en su institución y después, ampliar más aún los horizontes hasta llegar al entramado que forma con los tiempos y los espacios del pasado. La documentación, es otra parte del camino de puesta en valor de una colección.

Hablando en particular de las piezas que forman la donación, se darán cuenta que su número de ejemplares no es muy extenso (apenas 111 fotografías), pero si las problemáticas que genera. La técnica de hacer panorámicas en el presente ha variado, y de la película, químicos y cámara Circut que otrora formaba el centro de su tecnología, hemos pasado a robots y cámaras digitales, pero los atributos de esas imágenes monumentales y aún los “errores” propios del género, como prever que alguien se mueve o entrará acuerdo en el momento menos propicio, o que el tiempo, que se alarga generosamente para incluir en la primera imagen la suma de las otras, eso no ha cambiado.

Este es otro aspecto muy cuidado en el trabajo que ahora mismo se entrega para su visualización en la red, pues proviene de un proyecto de digitalización que contempla aspectos de calidad de la imagen, que llevaron a Ricardo a aprovechar la infraestructura que posee el Archivo Fotográfico, y a potenciarla con ingenio: cada toma de Cortés Sotelo se digitaliza varias veces y de diferentes maneras, cada vez, fue una oportunidad para meditar cómo podría obtenerse una representación que facilitara la digitalización a tamaño completo de sus imágenes, y que al final, resultara en una interpretación adecuada, capaz de ser disfrutada con todos sus potenciales dentro y fuera de red.

¿La recompensa? hoy pueden disfrutarla en la página que presentamos: mirar rostros, actitudes, bellezas, galanuras, monumentos perdidos y recuperados, formas y fórmulas de ese México viejo que se conecta con el de ahora en la esfera de los recuerdos. Además, la colección ya cumple nuestros objetivos: hoy está organizada, descrita, limpia, en condiciones de almacenamiento envidiables respecto a muchos otros tesoros que sufren las inclemencias de una existencia que sabiendo su valor, no está en una institución capaz de generar la puesta en valor a la que nos hemos referido. 

El trabajo tiene en Ricardo Alvarado, como les he comentado, fue su eje, pero a él se sumaron muchas otras voluntades: conservadores que dieron su opinión y métodos para que las piezas fotográficas que forman la Colección Vicente Cortés Sotelo estén limpias y en su forma de almacenamiento final. Colaboradores cercanos a Ricardo, que procedieron a buscar en archivos valiosa información. Estudiantes, que con su servicio social cumplido, lograron el efecto de pasar un trámite de sus vidas profesionales, pero que también, estoy seguro, aprendieron muchas cosas de la mano de las actividades que les fueron encomendadas, desde unir cada una de las imágenes digitalizadas para construir cada fotografía completa, hasta lograr la entonación adecuada. Así, hubo un gran grupo de trabajo que se benefició de este proyecto lleno de vitalidad, donde ellos y nosotros, aprendimos de esta rica experiencia

Apenas hace unos días, el 4 de mayo de este 2016, el activo blog Iris del  instituto Getty, se publicó una nota a la que titulaban “Abrazando el futuro digital de libros de arte”, situación sensible para una institución como la nuestra, que paulatinamente da pasos hacia esa transformación, y anunciaba una nueva serie de catálogos de libre acceso, que será presentada como libros electrónicos descargables cuyo original solamente es digital, contando entre sus  primeros títulos, uno titulado Terracotas antiguas del sur de Italia y Sicilia y el otro, Mosaicos Romanos.

Desde luego, ya pienso que debemos dejar a un lado la discusión de si imprimir en papel o digital es una disyuntiva y más bien, considero, deberíamos concentrarnos en las posibilidades que tiene plantearse, desde sus inicios, la creación de una publicación digital, y más aún cuando ésta es, como las de el Instituto Getty, de libre acceso, es decir, que potencia los contenidos de calidad en la red. En efecto, en esas publicaciones podemos ver imágenes digitales de alta resolución con zoom y mapas interactivos tal como están las de Vicente Cortés. En realidad, lo más importante planteado por las publicaciones del Instituto Getty fue plantearse las siguientes preguntas

Preguntas clave que en realidad todavía no tienen todas las respuestas, pero para las cuales la mencionada institución plantea cuatro puntos clave:

Estas preguntas y respuestas son válidas también para nosotros, que acercándonos a iniciativas como ésta, aún me queda la impresión de que debemos formalizar las políticas que guíen nuestros contenidos en la red, pero caminando nos acercamos, y divulgando mejor, hacemos que el patrimonio bajo nuestra responsabilidad no sólo sea asequible, sino también que se disfrute, enriqueciendo las posibilidades para acercarlo a públicos de cualquier tipo, cada vez más amplios.

Gracias a quienes con su visión de futuro donaron generosamente esta colección, gracias a todos los que participaron en el proyecto y por su puesto, gracias a quienes  hoy nos escuchan, que curiosos, deben apresurarse a mirar nuestra página web y mirar este trabajo del que nuestro Archivo Fotográfico Manuel Toussaint puede sentirse orgulloso.

 

noticias sitio VCS 1